Explicaciones gramaticales

Reconozco que las explicaciones gramaticales no son mi fuerte. El problema no está tanto en la falta de conocimiento (aunque últimamente cada vez que miro algo me asaltan las dudas y me parece que mi conocimiento gramatical no es muy sólido) como en la capacidad para explicarlo de forma rigurosa a la par que didáctica.

A esta incapacidad para lograr buenas explicaciones gramaticales se unen preocupaciones relacionadas con la metodología, es decir, sobre el lugar de la gramática en la enseñanza de ELE y en cómo enfocarla.

Para empezar a poner remedio a la primera dificultad me he propuesto dedicar mucho más tiempo a preparar las actividades gramaticales, sobre todo, las presentaciones. Me autoimpongo:

  1. Preparar la presentación más a fondo incluyendo lo que voy a darles a los alumnos y un conocimiento más amplío que me permita anticipar problemas y no entrar en contradicciones.

  2. Preparar muchos ejemplos diferentes porque pienso que es lo que más le ayuda a los alumnos.

  3. Preparar preguntas de comprensión para evitar acabar con la pregunta: “¿Lo habéis entendido?” y que todos respondan que sí para pasar a otra cosa.

Además, puesto que me gusta presentar la gramática de forma inductiva, para obligar a los alumnos a “pensar gramaticalmente” y fomentar la reflexión metalingüística, la presentación la hago en tres etapas:

  1. Observa. Les doy ejemplos con alguna instrucción para focalizar la atención en el aspecto concreto que quiero trabajar.

  2. Reflexiona. Preguntas para que lleguen a formular una regla válida o, por lo menos, la entiendan mucho mejor.

  3. Practica.

Las cosas, sin embargo, no son tan fáciles en lo referente a las cuestiones metodológicas. Pocas respuestas puedo dar porque no tengo más que dudas y preguntas. Por ejemplo, quiero trabajar con textos más que con oraciones, con ejemplos reales más que con oraciones prefabricadas, pero no acabo de encontrar la forma de hacerlo. Por otro lado, la gramática cognitiva, que tanta atención suscita últimamente, implica una visión de la gramática en el aula bastante tradicional. Volvemos a tomar la frase como unidad de análisis y enseñanza, olvida la pragmática, vuelve a las explicaciones gramaticales desde el profesor (experto) al alumno sin pasar por la reflexión del último. En fin, que como en tantas otras cosas, tengo que seguir buscando y probando cosas hasta encontrar la forma con la que más cómodos estemos los alumnos y yo.

Anuncios

3 comentarios en “Explicaciones gramaticales

  1. Buenas Daniel:

    Muy interesante todo lo que planteas. Yo no tengo muchas respuestas y, como a ti, siempre me asaltan millones de dudas. En cualquier caso, si te puedo decir que soy una de esas que encuentra muchas bondades en la gramática cognitiva (me parece que da explicaciones muy lógicas); además, no creo que esté reñido el uso de este enfoque con la reflexión del alumno. A mí como docente que tiene que explicar cosas o aclarar dudas me ha venido muy bien. Asimismo te puedo decir que a los alumnos les ayudan muchas de las explicaciones que da esta gramática. Tampoco creo que se trate de volver a la unidad básica porque, si no recuerdo mal, la gramática cognitiva considera que el lenguaje es un vehículo de expresión de los sentidos, que tiene encuenta el contexto y otro tipo de cuestiones.

    Otra experiencia que he tenido como profesora es que, a veces, como profesores nos empeñamos en dar explaciones demasiado exhaustivas a los alumnos y eso los lía o los confunde. Por otro lado, durante un tiempo creí que bastaba con dar una explicación que duraría por siempre jamás y un buen día me di cuenta de que no era así porque los alumnos siempre tienen dudas. En fin… No hay soluciones mágicas, aunque hay que buscarlas 🙂 .

    Un abrazo

  2. Buenas Daniel:

    Muy interesante todo lo que planteas. Yo no tengo muchas respuestas y, como a ti, siempre me asaltan millones de dudas. En cualquier caso, si te puedo decir que soy una de esas que encuentra muchas bondades en la gramática cognitiva (me parece que da explicaciones muy lógicas); además, no creo que esté reñido el uso de este enfoque con la reflexión del alumno. A mí como docente que tiene que explicar cosas o aclarar dudas me ha venido muy bien. Asimismo te puedo decir que a los alumnos les ayudan muchas de las explicaciones que da esta gramática. Tampoco creo que se trate de volver a la unidad básica porque, si no recuerdo mal, la gramática cognitiva considera que el lenguaje es un vehículo de expresión de los sentidos, que tiene encuenta el contexto y otro tipo de cuestiones.

    Otra experiencia que he tenido como profesora es que, a veces, como profesores nos empeñamos en dar explaciones demasiado exhaustivas a los alumnos y eso los lía o los confunde. Por otro lado, durante un tiempo creí que bastaba con dar una explicación que duraría por siempre jamás y un buen día me di cuenta de que no era así porque los alumnos siempre tienen dudas. En fin… No hay soluciones mágicas, aunque hay que buscarlas 🙂 .

    Un abrazo

  3. Yo también veo en la gramática uno de mis puntos débiles, seguramente porque no he tenido una formación filológica (aunque, a veces, esto supone una ventaja, pues me es más fácil ponerme en el lugar del alumno).

    Hace nada he empezado a leer Problemas fundamentales de la gramática del español como 2/L de María Luz Gutiérrez Araus (Arco libros, 2004)
    y me está siendo de gran ayuda, te lo recomiendo; aunque, conociéndote, es posible que ya lo hayas leído…

    Ciao!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s