Lingüística de la mentira

He estado leyendo Cultures of lying: theories and practice of lying in society, literature and film editado por Jochen Mecke consagrado a la mentira. Porque mentimos y para ello usamos el lenguaje, por tanto, mentir es una de las funciones del lenguaje. Tal y como nos dice Mecke:

(…) we have to recognize that lying constitutes a normal linguistic and social practice. This does not mean we generally accept lies, or should do so, nor that lies are good or bad in themselves. On the contrary, the real or supposed frequency of lying in politics and daily life is in inverse proportion to the desire for truthfullness (Mecke, 2007: 2).

El libro incluye el artículo de Christine Simone “The linguistics of lying. The state of the art”. Simone se ocupa, en primer lugar, de las teorías que se han acercado a la mentir presuponiendo que la única función del lenguaje es transmitir la verdad y que los casos en los que esto no sucede constituyen usos desviados del lenguaje. Desde esta perspectiva, la mentira forma parte del sistema lingüístico y, en tanto que actos desviados, debe hacer marcas en el sistema que identifiquen a la mentira. Sin embargo no hay evidencias de que la mentira lleve asociada ninguna marca fonética, fonológica, morfológica o sintáctica. De aquí, Simone concluye que la mentira no tiene que ver con el sistema lingüístico, sino con el uso del lenguaje.

En segundo, lugar hace un repaso de las teorías semánticas de la mentira. La autora señala que estos acercamientos han estado dominados por la lógica y su idea de identificar el significado con la verdad del contenido proposicional del enunciado. Según Simone, estos acercamientos fallan al no tener en cuenta al oyente y al contexto. Estas teorías ignoran los usos no informativos del lenguaje. Revisa, también los acercamientos desde las teorías semánticas de los prototipos. Según la autora, estas teorías sólo tienen en cuenta el significado intensional (unión unívoca y preestablecida de significante y significado), pero no el extensional (idea de que el significado es el uso en contexto del signo).

Analiza también algunas teorías pragmáticas. Repasa la teoría de Grice y nos recuerda que la mentira va contra la máxima que nos insta a decir la verdad. Pero, al mismo tiempo, la mentira juega un papel importante a la hora de cumplir otras máximas como la de cantidad. También se relaciona con la cortesía por lo que la teoría de Grice es demasiado idealista y no tiene en cuenta los diferentes usos contextualizados del lenguaje por lo que no puede dar cuenta de la mentira de forma adecuada. También recuerda la idea de Austin de que las mentiras constituyen un acto de habla infeliz (fallido) porque carece de fuerza ilocutiva. Christine Simone señala que la teoría de los actos de habla no tiene en cuenta al oyente ni a la situación comunicativa en su totalidad puesto que la mentira necesita de un oyente y de la clara intención de engañar por parte del hablante para ser tal (fuerza perlocutiva de la mentira aunque carezca de fuerza ilocutiva).

Por todo ello, las conclusiones a las que llega la autora son:

  1. La mentira no es un uso desviado del lenguaje.
  2. La mentira no rompe ninguna regla lingüística.
  3. La mentira involucra más de un frase y más de un acto de habla.
  4. La mentira no es lo contrario de la verdad. Entre lo verdadero lo falso hay una gradación que sólo es posible discernir en situaciones comunicativas reales.
  5. La mentira incluye los aspectos extensionales del significado.

En palabras de la propia autora:

(…) linguistics cannot contribute to a theory of lying instructural terms, but its role becomes vital when particular instances of language use (…) are to be critically analysed. Thus, the subject matter is essentialy discoursal and necessarily includes both cognitive and social implications of language use (Simone en Mecke op. cit.: 126).

Simone pretendía establecer cómo la lingüística podía contribuir a la comprensión de la mentira. A mí, este artículo me ha servido en el sentido opuesto, esto es: cómo la mentira contribuye a una mejor comprensión del lenguaje.

Referencias:

Mecke, J (ed). 2007. Cultures of lying: theories and practice of lying in society, literature and film. Massachussetts & Berlin: Galda + Wilch Verlag.

Simone, C. 2007. “The linguistics of lying. The state of the art” en Mecke (2007).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s