Simposio SEL. Adquisición del lenguaje natural: ¿un problema computacional?

Leonor Barrera-Bonache. Universitat Rovira i Virgili.


La comunicación presenta una investigación en proceso que tiene como tema la adquisición del lenguaje natural.

El punto de partida es el problema de la adquisición del lenguaje, es decir, cómo es posible que un niño adquiera algo tan complejo como el lenguaje de forma tan fácil y tan rápida, de forma no intencional y sin una instrucción formal. Más sorprendente es esto si pensamos que tareas cognitivas mucho más fáciles como 2+2=4 son mucho más tardías en su aprendizaje.

La comunicante propone un enfoque interdisciplinar en vista de las limitaciones del enfoque tradicional constituido por aportaciones de la lingüística y de la psicología. Este enfoque ha propuesto estudios experimentales y longitudinales hechos con niños. Su objetivo es descubrir los procesos mentales implicados en la adquisición y lograr una descripción de todo el proceso de adquisición. Sin embargo no consigue determinar qué mecanismos de aprendizaje concretos intervienen y en qué forma lo hacen.

Este enfoque interdisciplinar, además de la lingüística y la psicología, toma cosas de disciplinas como:

  1. La Inteligencia Artificial. Su objetivo es conseguir fabricar máquinas inteligentes, es decir, capaces de realizar tareas cognitivas complejas igual que los humanos, por ejemplo, hablar. Todavía no lo ha conseguido. Sin embargo, trabajar en esta línea puede tener ventajas teóricas -entender el proceso de adquisición de lenguaje humano- y prácticas -facilitar la comunicación hombre-máquina.
  2. Inferencia gramatical. La inferencia gramatical es una parte del aprendizaje automático cuyo objetivo es conseguir que las máquinas sean capaces de aprender. Concretamente la inferencia gramatical tiene como objetivo lograr el aprendizaje automático de lenguajes formales. La inferencia gramatical se basa en un modelo donde siempre hay un profesor y un algoritmo de aprendizaje (aprendiz). El profesor proporciona un input y el aprendiz logra acceder al lenguaje subyacente a esos datos. Esta situación guarda paralelismos con el aprendizaje del lenguaje natural donde un profesor (adulto) proporciona un input al aprendiz (niño) hasta que este consigue acceder a la estructura subyacente y producir nuevo input. Hasta el momento la inferencia gramatical tiene un límite y es que no tiene en cuenta la relevancia lingüística de los resultados obtenidos y de los modelos formales que ha propuesto.

A partir de estas teorías, la autora tiene como objetivo usar la teoría de la inferencia gramatical para explicar cómo se adquiere el lenguaje de manera que pueda proponer un modelo computacional de la adquisición del lenguaje.

A diferencias de otros modelos, su propuesta está inspirada en estudios de adquisición del lenguaje natural y no únicamente en estudios sobre lenguajes formales y además toma en cuenta tanto la sintaxis como -y esta es su gran novedad- la semántica.

En un primer momento de la investigación hay que preguntarse por la naturaleza de los datos que recibe el niño para aprender a hablar. En los lenguajes formales se establece una distinción entre:

  • Datos positivos. Construcciones correctas.
  • Datos negativos. El resto de los datos.

Sin embargo esta dicotomía no es extrapolable al lenguaje natural donde el concepto de “dato negativo” no tiene sentido. En lugar de ello, propone el concepto de “corrección” de los adultos. Las correcciones no son correcciones gramaticales sino reformulaciones de lo dicho por los niños (muchas veces, sólo dos palabras juntas) que mantienen el significado del enunciado del niño que son usadas por los adultos para comprobar que han entendido bien al niño y para continuar con la conversación. Ella propone, por tanto, un modelo de inferencia gramatical que tenga en cuenta datos positivos y correcciones. Esto implica que es necesario dar respuesta a dos cuestiones: la naturaleza de los datos positivos en la adquisición del lenguaje natural; y el papel de las correcciones en la adquisición.

El concepto de corrección introduce la semántica y exige que el modelo final no sólo tenga en cuenta la sintaxis -como los estudios tradicionales de adquisición- sino también la semántica y el papel que tiene en la adquisición de la sintaxis. Que juega un papel importante se puede deducir del hecho que el niño aun diciendo enunciados incorrectos desde el punto de vista sintáctico puede comunicar significados desde el punto de vista semántico.

Resumen del proyecto

  1. Conseguir un modelo computacional que explique la adquisición del lenguaje natural.
  2. Usar la inferencia gramatical para alcanzar ese modelo formal.
  3. Incorporar datos lingüísticos que mejoren los modelos de inferencia gramatical.
  4. Alcanzar el modelo incluyendo la semántica, los datos positivos y las correcciones.

Como aplicación final señala la comunicación entre humanos y máquinas.

El modelo formal de inferencia gramatical no sustituye sino que complementa los estudios de lingüístca y ciencias cognitivas sobre la adquisición del lenguaje natural.

Más información:

Becerra, L. Aproximación de la teoría de la inferencia gramatical a los estudios de adquisición del lenguaje (artículo de la comunicante sobre el mismo tema).

_ _ _

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s