Los mitos del elearning

En un artículo titulado “The myths about e-learning in higher education”, sus autores, Njenga y Fourie han acuñado el término “tecnopostivistas” para referirse a aquellos que sostienen la ideología  consistente en proclamar las bondades intrínsecas del elearning sin haber sometido sus propuestas a un juicio crítico y, en muchos casos, sin contar con evidencias científicas que avalen su discurso (en el mismo sentido se puede leer este post de Cristobal Cobo).

Learning in Second Life

Para los autores, los responsables de propagar esta ideología son los grupos que más beneficio económico obtienen con la adopción masiva de la tecnología en las instituciones educativas. Esta ideología tecnopositivista del aprendizaje pone todo el acento en la “e” y olvida la parte del “learning” en el concepto “”e-learning”. Esto lo podemos ver en el marketing de empresas como Apple -nombrado por los autores- que pone a disposición de profesores, instituciones y estudiantes una amplia gama de productos de la marca con la promesa de que el hardware es la solución de cualquier problema. Otro ejemplo lo tenemos en el plan español de “Escuela 2.0” donde se dice de forma explícita que “el proyecto supondrá el desarrollo de los sectores informáticos y editoriales”. Esta ideología se sustenta también en  “the belief that providing information automatically leads to meaningful knowledge creation” (Njenga & Fourie, 2010: 200-201).

El artículo se centra en la adopción de la tecnología en la educación y superior y los mitos que identifican y someten a crítica son:

  1. El elearning tiene poder redentor por sí mismo y es la solución para las instituciones.
  2. El elearning puede reemplazar a la interacción entre personas.
  3. El elearning ahorra costos.
  4. Proporcionar un gran número de cursos y gran cantidad de información mejora el aprendizaje.
  5. Las TIC deberían ser el principal medio de aprendizaje.
  6. La tecnología podrá reunir ocio y aprendizaje de forma que los jóvenes se sentirán más atraídos por la educación.
  7. El elearning hace a las instituciones más competitivas y estarán en disposición de atraer a más estudiantes en sistema de libre mercado.
  8. Dotar a las instituciones con el hardware y el software es la parte más difícil (olvidando a las personas y el costo que tiene que se adapten a los cambios).
  9. El elearning hará desaparecer los campus universitarios tal y como hoy los conocemos.
  10. El elearning evitará el absentismo y el abandono de los estudiantes.

Los autores abogan por un sano tecno-escepticismo que someta estos mitos a crítica, reconsideré los intereses que hay detrás algunos de los grupos que más interés tienen en el uso masivo de la tecnología en la educación y fomente investigaciones que proporcionen datos sobre el impacto real de las TIC en el aprendizaje.

Hay ciertos puntos del artículo con los que no estoy de acuerdo. Por ejemplo, los autores son bastante tradicionales en lo que respecta al papel central del profesor en el aprendizaje. En cualquier caso, el artículo invita a un necesario ejercicio de crítica.

Referencia:

Njenga, James Kariuki & Fourie, Louis Cyril Henry. 2010. “The myths about e-learning in higher education”. British Journal of Educational Technology, 41, 2, 199-212.

Anuncios

Un comentario en “Los mitos del elearning

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s