Comiendo en Hungría de Neruda y Asturias

Después de trabajar hace más de dos años con la edición española, hace unos días encontré en una librería de viejo la edición húngara de Comiendo en Hungría, libro escrito por Pablo Neruda y Miguel Ángel Asturias.

Me ocupé de este libro junto a Fernando Escribano hace unos años en un trabajo donde presentábamos y exploramos contactos entre la cultura hispanoamericana y húngara con el fin de contribuir a una investigación mayor sobre la imagen de Hungría en los países iberoamericanos a lo largo del siglo XX.

El libro es una breve colección de textos en verso y prosa escrito a partir de un viaje de los dos escritores por tierras húngaras. Pero no esperen un libro de viajes, hay que tomar el título bastante a pie de la letra porque la verdadera protagonista es la comida húngara: textos describiendo platos, restaurantes, vinos e ingredientes constituye la mayor parte del libro. Hay alguna que otra descripción de alguna ciudad y de la geografía del país, pero con poco peso dentro del conjunto. Leído hoy el libro es decepcionante. No se encuentra nada más que la curiosidad erudita y textos de circunstancias. Sin duda lo mejor son las ilustraciones de la edición original, al menos en en la versión húngara: collages y dibujos bastante buenos que, junto al formato, papel, tapas y maquetación hacían del libro un volumen de coleccionista.

Lo único de interés que encontramos fueron las alusiones metafóricas a un banquete universal donde todos los pueblos, sin importar cuál, saciaban su hambre secular en una fraternidad universal y una críptica alusión en el prólogo donde los autores dicen que callaron mucho de lo que vieron.

Se trata de un libro de circunstancias escrito, según la versión oficial, como contrapartida por la atención médica que recibió Neruda en Hungría. Aunque, sin duda, es mucho más atrayente la versión no oficial según la cual Neruda vio cosas en Hungría que no acabaron de gustar y de ahí la alusión en el prólogo a una realidad que no aparece en el libro.

Nota. La versión española se puede ver hoy en las obras completas de Neruda que publicó Galaxia Gutemberg sin las ilustraciones. La primera edición en español fue de Lumen.

Anuncios