¿Aprender o ser enseñado?

Breves apuntes tras la lectura de El maestro ignorante de Jacques Rancière.

El maestro se vio en la situación de tener que enseñar algo que no sabía de forma que no pudo enseñar  y los alumnos se quedaron sin ser ser enseñados. Por contra, descubrieron su capacidad para aprender, la potencia de su aprendizaje y ya no necesitaron del profesor. No volvieron a ser enseñados; en adelante se consagraron a aprender.

El descubrimiento de esa potencia del aprender es el primer paso de la emancipación intelectual donde una persona hace libre uso de su capacidad de aprender. No echa mano de lo que aprendió, ni de lo que sabe, ni de lo que un día le enseñaron. Sólo atiende a lo que puede aprender. Esto le libera de la relación jerárquica que se establece cuando alguien enseña y alguien es enseñado. La pasividad del “ser enseñado” se sustituye por la potencia de aprender. Aprender fuera de esa jerarquía es, pues, la emancipación intelectual.

Las relaciones en la enseñanza se consagran al enseñar y al ser enseñado. Primero, la disciplina: quédate quieto, no hablés con los demás, memoriza, pórtate bien, intéresate por lo que se te enseña. Es decir: persevera en la sujeción; mantente pasivo para poder ser enseñado de la forma más fácil posible. Segundo, los exámenes. Te pregunto: qué te he enseñado yo. Atento porque no te pregunto qué sabes, ni qué has aprendido sino qué te he enseñado. Es decir: repite lo que yo te he enseñado.

Actualización 23/10/12.

Un maestro ignorante no es un ignorante que decide hacerse el maestro. Es un maestro que enseña sin transmitir ningún conocimiento.

Ranciere.

Anuncios

5 comentarios en “¿Aprender o ser enseñado?

  1. Eres profesor? Has estado alguna vez en un aula? Eres tal vez un desertor de la tiza? Eres un ignorante, y no has aprendido nada, eso seguro. Tu si que eres un repite palabras. Un adoctrinado tratando de adoctrinar.

    1. No tienes que disculparte por nada.
      Tienes razón en que soy un ignorante. Trato de aprender y de mejorar.
      Respeto mucho la labor de los profesores de secundaria y trato de entender todas las circunstancias que los rodean.
      Yo doy un par de apuntes desde un punto de vista más teórico que otra cosa. Por supuesto discutibles. Yo creo que esas ideas se aplican a cualquier contexto, aunque claro no son una receta para dar clases ni para solucionar problemas.

  2. Duero, me llama la atención que sea vd. profesor de secundaria, según parece, y su actitud de entrar en un blog ajeno descalificando e insultando. Hace mucho tiempo que la enseñanza o educación deberían haberse cambiado por elaprendizaje como foco principal de atención docente. Lo importante no es la maravilla de la enseñanza, sino el producto en el aprendizaje. No sé qué hay de ignorancia en eso.

    El profesorado que da clases en secundaria, y su única obsesión es el “control” de la clase, la disciplina, posiblemente deberían buscar otro trabajo más relacionado con el control de la disciplina.

    Son las actitudes personales-profesionales precisamente a las que van dirigidas reflexiones como la de este post. Si usted no respeta una opinión divergente y necesita descalificar para afirmar, seguramente hará lo mismo en el aula. Y entonces, 2+2=4 tiene problemas con las respuestas que obtiene. No me extraña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s