La corrección lingüística como una cuestión de moral

Un artículo de Amando de Miguel sobre las corrección lingüística. De Miguel defiende la idea de que “debe haber unas normas académicas (no jurídicas) para hablar y escribir bien el idioma español”. Según De Miguel, hay una  “moda de “habla y escribe como quieras” [que] es consonante con la moda en el atuendo”. Aquí es donde empieza la equiparación (¿o confusión?) entre reglas ortográficas y reglas de conducta; entre hábitos lingüísticos y conducta moral. Para el autor del artículo, esta moda del mal hablar se debe a “la moda imperante [que] imita a los de abajo, los marginados. En el habla sucede a veces lo mismo”.  La conclusión del autor es  que este caso en el hablar “no es el único caso de degradación de las costumbres”. Pasemos por alto, al menos hoy, el desprecio con el que describe al sector de la sociedad que según él es el responsable de esta moda, y prestemos atención al argumento de que hablar mal no es sino una degradación moral.

Resumidos sus argumentos:

Primero: confusión entre reglas de ortografía y unas supuestas reglas para “hablar bien”.

Segundo: equiparación entre costumbre lingüísticas y costumbre moral.

Terecero: los que peor hablan son los grupos más pobres de la sociedad.

Cuarto: hablar mal es una degradación moral, una corrupción de la moral y las costumbres.

Si uno lee este artículo de Deborah Cameron, podrá fácilmente situar el artículo de Amando de Miguel como un ejemplo de la ideología lingüística que se describe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s