Enfoque DOGMA en la didáctica de lenguas extranjeras

He traducido la entrada de la wikipedia dedicada al Dogme Language Teaching de Thornbury, Meddings y otros.

El enfoque Dogma en la enseñanza de lenguas se considera tanto un método como un movimiento (1). Dogma es un enfoque comunicativo a la enseñanza de lenguas que propugna la enseñanza sin libros de texto y, por el contrario, se centra en la conversación entre los alumnos y el profesor. Empieza con un artículo de Scott Thrornbury (2), autor en el ámbito de la enseñanza de lenguas extranjeras. El enfoque Dogma también se conoce, en inglés, como Dogma ELT (siglas en inglés de English language teaching) por su origen en este sector de la enseñanza. Aunque toma su nombre del movimiento cinematrográfico Dogma 95 (iniciado por Lars von Trier), ambos movimientos no tienen los mismos planteamientos (3).

Los diez principios del enfoque Dogma (4)

  1. Interacción. El camino más directo hacia el aprendizaje es la interacción entre profesores y estudiantes y entre los mismos estudiantes.
  2. Compromiso. Los alumnos están más comprometidos cuando los contenidos didácticos son creados por ellos mismos.
  3. Principio dialógico. El aprendizaje es un proceso social y dialógico a través del cual se co-construye el conocimiento.
  4. Andamiaje. El aprendizaje tiene lugar a través de conversaciones en las que el alumno y el profesor co-construyen el conocimiento y desarrollan sus habilidades.
  5. Emergencia. El lenguaje y la gramática emergen en el proceso de aprendizaje. Esto es una visión diferents de la que se plantea en las teorías sobre la “adquisición” del lenguaje.
  6. Affordances. El papel del profesor es optimizar las oportunidades de aprendizaje (affordances) de la lengua focalizando la atención en el lenguaje emergente.
  7. La identidad del alumno. La identidad del alumno es reconocida junto a sus creencias y conocimientos previo.
  8. Empoderamiento. Los estudiantes y el profesor se empoderan liberándose de los libros de texto y los materiales publicados.
  9. Relevancia. Los materiales (por ejemplo textos, audios, vídeos) deben ser relevantes para los alumnos.
  10. Pensamiento crítico. Los profesores y estudiantes deben usar los materiales publicados y libros de texto con un sentido crítico para descubrir sus premisas culturales e ideológicas.

Preceptos

Hay tres grandes preceptos que emergen a partir de los diez principios anteriores.

  • Enseñanza centrada en la conversación.

En el enfoque Dogma, la conversación es algo central para el aprendizaje porque es la forma de lenguaje más universal e importante y porque es la realización práctica del lenguaje. Dado que la conversación es más interaccional que transaccional, el enfoque Dogma da más importancia a la comunicación que promueve una interacción social. También pone más énfasis en el nivel discursivo que en el nivel sintáctico (centrado en la oración) ya que lo considera más adecuado en la preparación de los alumnos para la comunicación de la vida real donde el todo discursivo es más importante que el análisis de oraciones tomadas por separado. Considera que el aprendizaje es una habilidad que se co-construye en la interacción entre profesor y alumno. En este sentido la enseñanza es una conversación entre dos partes. Así, tal y como sostiene Tharp, “para enseñar verdaderamente hay que hablar; hablar verdaderamente es enseñar” (5).

  • Enseñanza libre de materiales publicados.

El enfoque Dogma considera que los materiales producidos por los estudiantes son preferibles a los materiales publicados, hasta tal punto que exigen a los profesores un “voto de castidad” consistente en no usar libros de texto (4). Por este planteamiento ha recibido diferentes críticas  ya que priva a los profesores  de la oportunidad de usar una amplía gama de materiales y recursos (6). También existe el debate acerca de si el enfoque Dogma es en realidad contrario a los libros de texto o a la tecnología. Meddings y Thornbury critican a los libros de texto por su tendencia a centrarse en la gramática más que en la competencia comunicativa y por los supuestos culturales en los que se basan, especialmente en aquellos dirigidos a los mercados globales (7). En este sentido, el enfoque Dogma puede ser visto como una pedagogía capaz de solucionar la falta de materiales en muchas partes del mundo (8). Los defensores del enfoque se declaran, no tanto contrarios a los materiales, como partidarios de los alumnos, alineándose con propuestas de enseñanza centradas en el alumno y otros planteamientos de la pedagogía crítica (3).

  • Emergencia.
Sostiene que el aprendizaje de idiomas es un proceso donde el lenguaje emerge en lugar de ser un proceso en el que el lenguaje es adquirido. Esta postura es compartida por otros enfoques de la enseñanza de lenguas como el aprendizaje por tareas. La emergencia se da en dos sentidos. Primero, las actividades de la clase conducen hacia la comunicación colaborativa entre alumnos. En segundo lugar, los alumnos producen formas lingüísticas que no necesariamente han sido enseñadas previamente. Así el papel del profesor es facilitar la emergencia del lenguaje. Sin embargo, el enfoque Dogma no considera que el papel profesor sea meramente el de crear las condiciones adecuadas para que el lenguaje emerja. Tiene también que animar a los alumnos a involucrarse con su nueva lengua para que el aprendizaje tenga lugar. El profesor puede hacer esto de diferentes formas, entre ellas, revisando, repitiendo o resaltando las formas lingüísticas producidas por los alumnos (9). Por otra parte, si el lenguaje emerge en lugar de ser adquirido, no hay necesidad de seguir un currículo establecido fuera del propio proceso de aprendizaje. Al contrario, el contenido del currículo se va desarrollando durante el mismo proceso de aprendizaje (10).

Bases pedagógicas del enfoque Dogma.

El enfoque Dogma tiene sus raíces en la enseñanza comunicativa de lenguas. De hecho, en sí mismo,  es  un intento de restaurar los principios comunicativos de dicho enfoque (11). Se ha señalado que el enfoque es compatible con los planteamientos de la práctica reflexiva y  su intento de humanizar la clase a través de la pedagogía crítica dialógica (8). Comparte muchos principios de la enseñanza mediante tareas (12) de la que sólo se diferencia en cuestiones de método más que de filosofía (13).

Las investigaciones en torno al enfoque Dogma son muy escasas.  Dadas las similitudes con la enseñanza por tareas, Thornbury señala que los resultados de investigaciones centradas en el enfoque Dogma podrían ser similares. Un ejemplo de resultados es que los alumnos tienen una mayor tendencia a interactuar, usar la lengua y construir conocimiento colaborativamente mientras están realizando tareas comunicativas (12).

El enfoque Dogma como pedagogía crítica.

Aunque Thornbury ha señalado que el enfoque Dogma no busca el cambio social y por tanto no puede ser entendido como una pedagogía crítica, sí puede ser visto como un movimiento crítico en el sentido de que es un enfoque contrario a las tendencias dominantes en la enseñanza de lenguas (3).

El enfoque Dogma, la tecnología y la web 2.0

Aunque el enfoque Dogma ha sido visto como contrario a la tecnología (6), Thornbury sostiene que el enfoque no se opone a la tecnología como tal (14), más bien propugna un acercamiento crítico a los usos de la tecnología que no permiten una enseñanza centrada en el alumno y en la comunicación auténtica. Los recientes intentos de aplicar los principios del enfoque Dogma con herramientas de la web 2.0 son pruebas de que el enfoque está en un momento de transición (15) hacia su compatibilidad con las nuevas tecnologías. Sin embargo, aunque no existe un consenso entre los profesores que siguen el enfoque Dogma sobre este punto, hay una corriente dominante que sostiene que la clase física es preferible a los intentos de sustituir la interacción cara a cara por una comunicación vía tecnología digital (se puede ver la discusión en el foro ELT Dogme en yahoo groups).

Críticas al enfoque Dogma.

El enfoque Dogma ha sido criticado por un amplio número de profesores y educadores por su rechazo a los libros de texto y al uso de la tecnología. La llamada inicial a seguir un “voto de castidad” es vista como un purismo innecesario. Una adopción más  flexible de los principios del enfoque permitiría a los profesores elegir libremente los recursos de acuerdo a las necesidades de cada clase particular (6). Maley presenta el enfoque Dogma como un enfoque que “(incrementa) las restricciones de los profesores” (16). Christensen señala que la adopción de los principios del enfoque puede enfrentarse a grandes dificultades en países fuera de Europa, como Japón (17). También han surgido cuestiones acerca de lo apropiado del enfoque en contextos con bajos recursos y en aquellas  situaciones donde los alumnos están preparándose para exámenes que tienen sus propios contenidos ya prestablecidos (18).

Notas:
1.     Luke, Meddings (2004-03-26). “Throw away your textbooks“. The Guardian. Consultado el 05/12/12.
2.    Thornbury, Scott (2000). “A Dogma for EFL“. IATEFL Issues, 153, 2.. Consultado el 05/12/12.
3.    Thornbury, Scott (2009-06-10). “Dogme: nothing if not critical“. Teaching English. Consultado el 05/12/12.
4.    Thornbury, Scott (2005). “Dogme: Dancing in the dark?“. Folio. 9/2, 3-5. Consultado el 05/12/12.
5.    Meddings & Thornbury 2009, pp. 8–10.
6.    Gill, S (2000). “Against dogma: a plea for moderation“. IATEFL Issues, 154. Consultado el 05/12/12.
7.    Meddings & Thornbury 2009, p. 13.
8.    Templer, B (2004). “Reflective Teaching in the Low-Resource Classroom“. Humanising Language Teaching, 6, 3. Consultado el 05/12/12.
9.    Meddings & Thornbury 2009, pp. 18–20.
10.  Meddings, Luke; Thornbury, Scott (2002). “Dogme and the Coursebook“. Modern English Teacher, 11/1, 36-40. Consultado el 05/12/12.
11.    Thornbury, Scott (2009). “Scott Thornbury“. Delta Publishing Blog. Consultado el 05/12/12.
12.    Thornbury, Scott (2009-05-11). “Where’s your evidence?“. Delta Publishing Blog. Consultado el 05/12/12.
13.    Meddings & Thornbury 2009, p. 17.
14.    Meddings & Thornbury 2009, p. 12.
15.    Thornbury, Scott (2009-05-01). “Dogme in Transition?“. Delta Publishing Blog. Consultado el 2009-06-23.
16.    Maley 2003, p. 190.
17.    Christensen, T (2005). “Dogme in language teaching in Japan“. The Language Teacher, 29(1), 15-18. Consultado el 05/12/12.
18.     “Online Forum Report: Dogme“. ELT Journal, 59/4: 333-335. 2005. Consultado el 05/12/12.

Referencias:
•    Maley, A (2003). “Creative Approaches to Writing Materials”. In Tomlinson, B. Developing Materials for Language Teaching. Continuum.
•    Meddings, Luke; Thornbury, Scott (2009). Teaching Unplugged: Dogme in English Language Teaching. Peaslake UK: Delta.

 

.

.

Anuncios

Un comentario en “Enfoque DOGMA en la didáctica de lenguas extranjeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s