Wikipedia, conocimiento, participación, colaboración

Si eres uno de esos que a los que, en la wikipedia, le interesa más la página del historial que la de la propia entrada te puede gustar esto. Se trata de la presentación de Joaquín Rodríguez en Libre Graphics Meeting 2013 celebrada en Medialab Prado donde presenta algunas ideas sobre la investigación que realizó junto a Felipe Ortega sobre los editores de la wikipedia. La investigación está recogida en el libro El potlatch digital. Joaquín Rodríguez habla sobre la comunidad que forman los editores de la wikipedia, sobre las diferentes formas de participación y de cómo gestionan esa colaboración abierta. Insiste en que son un grupo reducido de personas, que han producido un conjunto de normas bien establecido y que esas normas rigen tanto los contenidos como las prácticas de los propios editores. También apunta dos cosas importantes: un reducido número de participantes produce la mayor parte de los contenidos; y la motivación que tienen para hacerlo es el reconocimiento de los pares.

Aprovecho para enlazar esta otra presentación en la que Felipe Ortega y el mismo Joaquín Rodríguez presntaban el libro. Son las mismas ideas presentadas más extensamente. El blog de Felipe Ortega recoge mucho material relacionado con esta investigación. Su tesis precisamente trato sobre la wikipedia y está disponible aquí.

Todo esto me interesa porque yo creo que el conocimiento es histórico y el debate en torno a la wikipedia ilustra esta historicidad como ningún otro. La cuestión no es, me parece a mí, si la wikipedia es fiable o no (que lo pueder o no en la misma medida que cualquier otra enciclopedia), sino la nueva forma de relacionarnos con el conocimiento que representa la wikipedia y el nuevo estatus sociohistórico que tiene hoy el conocimiento.

La wikipedia también me interesa en relación a la cuestión de los grupos y comunidades y todo lo que a partir de ahí se despliega en torno a la participación y a la colaboración. Si dejamos de lado la tecnología y podemos (y sabemos) mirar un poco más allá  veremos que en estas comunidades desarrollan normas y reglas que forman el ethos de esa comunidad. Es lo que mantiene a la comunidad unida y la hace funcionar. Esto es mucho más importante que la tecnología. Además este ethos se construye desde abajo, no es un decálogo impuesto desde fuera y no hay un momento fundacional para que esas reglas y normas empiecen a circular. Están incorporadas a las prácticas. De hecho son las mismas prácticas. Todavía más. De algún modo, creo que, ese ethos queda incorporado también a los objetos y dispositivos sociotécnicos que esas comunidades producen. El ejemplo más perfecto y acabado de esto son las licencias libres para el software libre y el software abierto. Esas famosas cuatro libertades eran el ethos de la comunidad de hackers. Las licencias recogieron ese ethos en un dispositivo legal al mismo tiempo que el dispositivo sirve para hacer posible que el ethos siga manteniéndose y con él la comunidad. Los wikipedistas que se sienten parte de una comunidad tienen su propio ethos generado a través de las prácticas que llevan a cabo. Este ethos hace posible la colaboración, la participación y el sistema de recompensas  simbólicas que hace posible que un grupo de gente sostenga la wikipedia ganándole horas a su tiempo libre.

Y todavía nos párrafos más para dar un par de apuntes sobre algunas derivaciones que esto tiene en el aprendizaje. Primero: me pregunto si los cursos abiertos (verdaderamente abiertos quiero decir) no son antes que nada, antes que teorías del aprendizaje o de la enseñanza, antes que modelos de instrucción, las prácticas que estaban desarrollando gente en la red.

En segundo lugar, un apunte sobre los intentos de crear comunidades que se proponen en muchas acciones formativas para profesores. Quién no ha visto un curso cuyo objetivo era crear una comunidad de práctica para que los profesores participaran en ellas y trabajaran de forma colaborativa. En mi opinión, ese planteamiento es totalmente erróneo porque desconoce todo lo que he mencionado antes sobre el ethos de las comunidades. En los proyectos prediseñados de comunidades ese ethos está ausente. Ese grupo no tiene normas, no tiene reglas porque no tiene un sedimento de prácticas con el que generarlas y sostenerlas. No se puede hablar de aprendizaje abierto desde un campus virtual cerrado con contraseña que va a ser cancelada cuando acabe el curso, de la misma forma que no se puede crear una comunidad hablando sobre el libro de Wenger. Quizá haya que involucrar a la gente en prácticas abiertas (en red, distribuidas, horizontales, etc. ) de participación y de colaboración y dejar que esas prácticas acaben generando su propio ethos.

El efecto Stanford

La onda expansiva del curso abierto sobre Inteligencia Atificial de Stanford se deja notar en España. Leyendo e-aprendizaje, me entero de la celebración de Crypt4you, un curso abierto sobre criptografía que se organiza desde la Universidad Politécnica de Madrid.

Cito alguna de la información que proporciona David Álvarez en su entrada:

ofrece lecciones de criptografía y seguridad de la información cada quince días de forma abierta y gratuita. Cada lección consta de una media docena de apartados de rápida lectura en los que pueden consultarse ejercicios y prácticas resueltas. Adicionalmente, cada lección cuenta con un test final de evaluación personal y con la última lección de cada curso se publica un examen final. De esta forma el alumno puede contrastar el nivel de conocimientos adquiridos.

Todo bastante tradicional. El profesor como fuente de información, transmisión de conocimiento de uno a muchos y tests y exámenes para medir el contenido “adquirido”.

los responsables del proyecto daban los siguientes datos: más de 11.000 entradas al sitio web, 2.500 alumnos siguiendo la Lección 1 desde varios países y más de 12.000 entradas en Google. En cuanto a los dos perfiles en redes sociales de Crypt4youFacebook y Twitter, cuentan con más de 250 seguidores.

Por otro lado la cuantificación estadística más básica (visitas, número de seguidores…) para dar cuenta del éxito de la iniciativa, entendido este en términos puramente cuantitativos.

La propuesta cuenta con cosas positivas como el acceso libre y gratuito, que se ofrezca en español y que sea una universidad la que ponga en marcha una iniciativa de aprendizaje más allá de los programas oficiales. Sin embargo, el potencial originario de los cursos abiertos en línea basado en la novedad de las prácticas de enseñanza y aprendizaje y en las oportunidades de que los alumnos se apropiarán de los cursos han desaparecido. En el modelo Stanford prima la transmisión de contenidos, los test y el posicionamiento de la marca (sea del curso o de la institución) a través del tráfico web.

Radio Reaprender: participación abierta

El 20 de diciembre estuve con Diego Leal y Andrés Chiappe en el programa de Radio Reaprender dedicado a la participación abierta. Esta forma de participación consiste en seguir cursos abiertos en línea de forma libre y gratuita sin recibir a cambio certificación o retroalimentación de un tutor. Intenté aportar mi experiencia como participante con diferentes grados de implicación que van desde la implicación total como si de un alumno formal se tratase a ser un mero visitante que de tanto en tanto consulta algún recurso.

Fue más de hora y media de charla, donde intentamos definir en qué consiste la participación abierta, qué desafíos plantea al tutor, a los alumnos que siguen el curso en modalidad formal o al propio diseño del curso y planteamos diferentes maneras de participación abierta de acuerdo al grado de participación y de actividad que desarrolla el alumno. Es cursioso que, a pesar de que un participante en modalidad abierta no es evaluado ni recibe certificación, hablamos sobre la relación que todavía se plantea entre la evaluación y certificación y este tipo de participación. En la segunda parte, la conversación se fue hacia las competencias que se necesitan para particpar en uno de estos cursos y a la cuestión del control. Más concretamente a los desafíos que ofrecer un curso abierto presenta a las instituciones, a los tutores y a las culturas de aprendizaje más tradicionales. Aquí se puede leer una descripción de los temas tratados con indicaciones de tiempo y se puede descargar siguiendo este enlace.

Como pueden suponer, hay muchos más temas porque la conversación se fue abriendo y ramificando en mil direcciones diferentes y quedaron abiertos muchos interrogantes. Quizá se pueda volver sobre algunos de ellos en próximos programas.

Aprovecho para dar las gracias a Diego Leal por la invitación y para recomendar a todo el mundo interesado en el aprendizjae abierto, en las experiencias educativas innovadoras y en el aprendizaje sin más, los programas de Radio Reaprender que se pueden oír en directo al tiempo que se participa en el chat, descargar desde la web o suscribirse mediante RSS o iTunes.

Hybrid days

Se acaba de lanzar el congreso Hybrid Days que es de las propuestas más interesantes que he visto en los últimos tiempos por la voluntad de innovación de sus propuestas.

Organizado por la UNED, Hybrid Days es un congreso virtual dedicado a ese espacio de hibridación “donde conocimiento y acciones se generan en un punto intermedio entre lo virtual y lo físico” abordado de forma transdisciplinar. El congreso tendrá lugar entre el 15 de ocutbre y el 30 de noviembre de 2011, aunque estas fechas son solo una parte puesto que incluye actividades pre y post congreso. Por el tipo de actividades que propone, por el llamamiento a la participación y por la duración del congreso se acerca más a un MOOC que a un congreso tradicional. Hybrid Days se articula en torno a eventos que pueden ser conferencias, seminarios, talleres y no-conferencias.

La gran novedad de la propuesta está en su apuesta por usar el crowdsourcing tanto en la organización del congreso como en la participación y en el sistema de badges (insignias) que desarrollará para incentivar y recompensar la participación.

Badges

La organización define así un badge:

“consiste en un símbolo que actúa como indicador de un logro, habilidad o cualidad. Su uso permite acreditar los aprendizajes y competencias adquiridas en entornos abiertos on-line”.

Últimamente el concepto ha sido puesto en órbita por la Funcación Mozilla y la P2P University que han empezado a desarrollar un sistema de badges para acreditar el aperndizaje en entornos abiertos de aprendizaje entre pares. En estos enlaces se puede encontrar más información sobre estos sistemas de badges:

Fundación Mozilla

An open badge system

Badges in social media. A social psychological perspective.

Los badges intentan ofrecer una respuesta a la necesidad de acreditar los conocimientos, competencias, participación que tienen lugar en los nuevos espacios informales de aprendizaje online. En definitiva una alternativa, o quizá mejor un complemento, a la acreditación formal de las instituciones educativas formales.

Hybrid days ofrece badges de acuerdo a diversos perfiles de participación: participante (en los debates, en las conferencias), traductor (de las comunicaciones, de las actas), evaluador (de las propuestas que se envíen al congreso) y colaborador (organizando eventos del congreso). Estos badges se irán acumulando en el perfil personal de cada participante en el congreso, certificarán el aperndizaje realizado durante el congreso y además podrán ser cangeables por créditos universitarios, becas y premios.

Crowdsourcing

La organización del congreso quiere también ceder parte de su trabajo a los participantes interesados. Para aprovechar los conocimientos y la dedicación de estos participantes ofrece la posibilidad de participar en la organización de formas diferentes: transcribir charlas, traducir, preparar subtítulos, moderar comentarios y debates u ofreciendo infraestructura para la realización de un evento. Dentro del crowdsourcing se incluye tanto a personas como a instituciones. Este trabajo también será reconocido por el sistema de badges.

Está claro que organizar un congreso online y complementarlo con una red social de interesados en el congreso que se organiza, por ejemplo, alrededor de una web no es nada nuevo. De hecho hay muchas propuestas así. También es cierto que muchas veces esa participación deseada no va más allá de que algunos interesados se den de alta en el sistema. Tenemos que ver cómo va a resultar todo, pero me parece que Hybrid Days hace una propuesta valiente para conseguirlo. Primero trabajando en abierto en la organización del congreso (propuestas, evaluación, descentralización) y segundo recompensando la partcipación mediante el sistema de badges. Todavía está por ver cómo de interesantes serán los eventos y de qué forma se incorporan las aportaciones de todos los participantes.

Enlaces de interes

Hybrid Days Web

Dossier del congreso

@hybrid_days

info@hybrid-days.com

Futuros de la educación (curso abierto y descentralizado)

El próximo lunes día 19 empieza el curso abierto y descentralizado Future(s) of education a cargo de Dave Cormier y George Siemens. El curso está abierto a todo aquel que quiera participar y dura ocho semanas. Una breve descripción del curso:

Unfortunately, predictions of the future are often more of a guessing game than a rigorous process. This course will utilize methods of futures thinking to explore a variety of trends and statistics and provide a series of potential scenarios and future directions. Participants will be actively involved in tracking critical trends, exploring their educational impact, and plan for ways to prepare for important changes.

In order to explore potential paths for education, learning, and training, we will spend time developing a framework for analyzing trends and for generating and evaluating scenarios.

Me entusiasman este tipo de cursos y presentan ante mí un reto: ¿sería capaz de diseñar y sacar adelante un tipo así de curso?