La educación abierta como metarrelato

Un muy intresante artículo de Paul Prinsloo en el que presenta la educación abierta como un nuevo metarrelato opuesto a la creciente mercantilización de la educación, especialmente de la educación universitaria.

Ojalá lo fuera. Desde mi punto de vista, la educación abierta son más bien un conjunto de prácticas que están siendo usadas para cosas muy diversas por gente muy diversa. Es cierto que hay mucha gente que está usando las prácticas abiertas para ofrecer una alternativa a la mercantilización y privatización de la educación. Hay citar, en este sentido, todo en el campo de los recursos educativos abiertos, con lo que están trabajando, sobre todo, en el libre acceso. Pero también es cierto que, tras el éxito de los cursos abiertos de Stanford, está surgiendo una poderosa corriente que se está apropiando de las prácticas para ofrecer algo muy diferente y que no es que no vaya contra la mercantilización y la privatización, sino que son su consecuencia.

Desde que leí el artículo, no me quito de la cabeza la idea de que la educación abierta está contribuyendo a la mercantilización y a la privatización de la educación. Incluso si no es su intención o, al menos, no es la intención de muchos de sus practicantes e incluso si al mismo tiempo se está usando para plantear alternativas.

Eric Raymond, al hablar de software abierto, entendía lo abierto como un libre mercado. ¿Está jugando la educación abierta un papel similar? Es decir, ¿la educación abierta está contribuyendo a “sacar” la educación de la institución y dejándola en el (libre) mercado?