Prism: lectura compartida de textos

Prism es una herramienta en línea para la lectura compartida de textos. Permite seleccionar un texto y establecer diferentes categorías. Los lectores, mediante subrayados de diferentes colores, pueden asignar palabras o fragmentos del texto a cada una de las categorías. Prism puede generar visualizaciones a partir de las palabras o fragmentos que se han asignado a cada categoría y proporcionar información sobre el número de lectores que han atribuido fragmentos a cada categoría. Esas visualizaciones son tanto un primer momento de interpretación compartida como un pretexto para continuar interpretando el texto. Más información aquí y aquí.

Para usarlo basta con abrir una cuenta y tendrás acceso a subir textos, definir categorías e invitar a lectores.

Este es un tutorial de la herramienta:

Prism ha sido desarrollado por el Scholarlab de la University of Virginia.

Prism es un ejemplo de una nueva generación de herramientas que han nacido en los Labs de los departamentos de Humanidades Digitales de universidades americanas. Quizá la más conocida de todas sea Zotero. A diferencia de las primeras herramientas 2.0 que se empezaron a usar en educación, esta nueva generación de herramientas han sido diseñadas específicamente para el aprendizaje-enseñanza o la investigación, tienen un uso mucho más focalizado y requieren tanto de un mayor conocimiento técnico (no en el caso de Prism) y un mayor entrenamiento.

Sería interesante investigar si esta nueva generación de herramientas están entrando en las actuales representaciones de PLE´s.

¿Aplicaciones para el aprendizaje de LE? Quizá menos en el simple hecho de subrayar un texto y más en la posibilidad de organizar una conversación en torno a la lectura de un texto.

Anuncios

Dos MOOCs para empezar 2014

Me llegan los anuncios de dos MOOCs, desde España y en español para el inicio de año, ambos destinados a profesores.

Eduplemooc es un curso del Educalab del INTEF dirigido por David Álvarez centrado en la (re)construcción de un PLE para los docentes participantes con vistas a configurar comunidades profesionales. Quiere explotar las posibilidades del aprendizaje en red y se presenta con badges. Aquí el vídeo de presentación:

Por otra parte, La educación superior en red se presenta desde la Universidad de Valenci. Su planteamiento se basa en reunir a una gran cantidad de expertos que, semanalmente, hacen un presentación po videoconferencia a la que sigue una sesión de tutoría. Los participantes que quieran acreditación, además de pagar la matrícula, tienen un trabajo como tarea final. Participación distribuida, recursos abiertos y estar en la gran conversación son los otros ingredientes.

 

Tejiendo redes de aprendizaje en línea [ #tral #explorartic ]

Llevo semanas esperando este momento y por fin ha llegado. El camino de TRAL 2013 ha empezado.

TRAL2013-LogoSquare

TRAL (Tejiendo redes de aprendizaje en línea) es un curso abierto que se desarrollará entre el 13 de marzo y el 14 de mayo y de cuyo equipo de facilitadores tengo la suerte de formar parte. TRAL es una propuesta de formación que funciona en varios niveles. Habrá alumnos provenientes de diversas universidades de Colombia y otras instituciones de Argentina que realizarán el curso en modalidad formal y que estarán tutorizados por profesores de sus instituciones. Otro nivel estará formado por todos los interesados en seguir el curso en modalidad abierta, esto es, libre, gratis y sin certificación. Solamente por el aprendizaje (y por la diversión). El último nivel es que todos los participantes compartirán en la red, puesto que es una experiencia de aprendizaje en red. Una experiencia, tengo que añadir, abierta: fuera de moodles, campus virtuales, plataformas de broadcasting educativo y otros espacios cerrados de enseñanza.

El curso está sustentado en conceptos como los de personal learning environment, personal learning network, comunidad, grupo o red, aunque tiene una clara orientación práctica. De hecho, podríamos considerarlo un taller en el que se invita a los participantes a reflexionar sobre sus espacios de aprendizaje en red para identificar formas de fortalecer esa red o ampliarla. Simultáneamente, y ahí la importancia de hacer el curso en abierto, el participante formará parte de una red emergente conformada por los participantes, las interacciones y los objetos compartidos entre todos que se desplegará a lo largo de los dos meses que dura el curso.

Como he mencionado antes, se trata de un curso abierto para cualquier interesado. Los que hagan el curso en modalidad abierta tendrán acceso a toda la información y recursos, podrán participar en todas las actividades y asistir a todas las sesiones sincrónicas, aunque no recibirán certificación de ningún tipo. El curso, por la flexibilidad de su diseño y por la propia filosofía en la que se sustenta, puede ser de provecho para gente con diferente nivel de dominio en procesos de aprendizaje en red. Las personas que están empezando encontrarán herramientas y actividades que le ayudarán a construir desde cero los primeros nodos de su red de aprendizaje. Las personas expertas que llevan años formando parte de diferentes redes de aprendizaje o de desarrollo profesional encontrarán una serie de actividades que le darán la oportunidad de reflexionar sobre el camino que han recorrido hasta ahora y que le permitirán orientar su actividad en estas redes de acuerdo a sus objetivos personales. Además todos los participantes entrarán en contacto con personas con intereses similares con las que compartir inquietudes y tejer interacciones significativas para su aprendizaje.

Pueden encontrar toda la información en la web del curso donde también se podrán inscribir. Si tienen alguna cuestión que plantear no duden en ponerse en contacto con el equipo de facilitadores escribiendo al correo tral@reaprender.org o dejando un comentario en esta misma entrada.

Si trabajas en alguna institución educativa y quieres ofertar TRAL para sus miembros formando así un nodo local de TRAL, todavía estás a tiempo. Ponte en contacto con nosotros y veremos de qué forma podemos articular nuestra propuesta con tus deseos y requirimientos de tu institución.

Descarga este documento con toda la información. Si crees que puede interesar a otras personas, difúndelo por tu red.

Limitaciones de mi práctica como bloguero

Cuando la escritura en un blog se prolonga durante mucho tiempo es inevitable que se sucedan etapas diferentes entre sí. Los objetivos van cambiando; la práctica misma se va adaptando a la vida del autor, periodos de gran actividad alternan con otros en los que apenas se escribe; las etapas de gran entusiasmo van seguidas de otras en las que uno suda tinta para escribir apenas dos líneas y un enlace sin más objetivo que mantener al muerto con vida.

En todo este tiempo nunca he estado del todo satisfecho con mi blog y las veces que he pensado en dejarlo son ya demasiadas para no considerarlo en serio. En fin que acabo de hacer una lista de diferentes cosas que limitan mi práctica y  que he podido identificar. Son:

  • Falta de un objetivo bien establecido. ¿Para qué quiero el blog: para un portfolio, para probar herramientas, para las clases, para autopublicar cosas, para reflexionar, como cuaderno de notas…?
  • Falta de una identidad clara como autor: ¿qué soy yo: un profesor de español, un profesor universitario, un investigador amateur, un diletante, un aprendiz…? En este punto hay que considerar un hecho, que mal que me pese, es más determinante que todo lo anterior: la gran diferencia que hay entre lo que soy y lo que me gustaría ser.
  • Falta de tiempo. Sé que este es el mal de todos, pero en mi caso es dramático.
  • Autocensura que incluye:
  1. Hay cosas que escribo y no quiero mostrar por vergüenza (esa es la palabra justa).
  2. Me censuro a la hora de escribir sobre cosas que pueden sonar “políticas”.
  3. No suelo escribir críticas (en el sentido científico y académico) ni disentir de lo que escriben otros colegas. Por varias razones: por respeto, porque creo que esta fuera de lugar y porque no me siento con autoridad. Pero sobre todo, porque en la blogosfera en la que me muevo ni la crítica académica ni el disenso se práctican, con lo que yo concluyo que no ha lugar. Si alguna vez he escrito algo más o menos crítico ha sido con el total convencimiento de que el criticado nunca la leería.
  • Complicada situación laboral. El trabajo precario, vivir con el agua al cuello, no tener perspectiva de futuro y la rabia que siento ante la posibilidad de tener que abandonar un camino que empecé tanto tiempo atrás después de haber trabajado tanto, no ayudan.

No sé si este será un post de inflexión. Veremos.

Algunas notas sobre la dicotomía PLE/Portfolio

En primer lugar yo no enfrentaría portfolio a blog sino a PLE (pesonal learning enviroment o ambiente personal de aprendizaje). Es cierto que la parte más visible de mi ple es el blog pero, creeme, cuando te digo que hay mucho más detrás y que no está tan a la vista. Creo que para llevarse una idea más aproximada del PLE sería mejor echarle un vistazo a mi Lifestream donde se recoge toda la actividad que tiene que ver con mi aprendizaje y que se puede documentar.

Para comentar las diferencias entre uno y otro, déjame primero dar algunas notas sobre lo que entiendo por PLE. En mi PLE he ido construyendo:

  • Una forma de interaccionar en un ambiente formado por personas y fuentes de información (networked learning).
  • Un archivo de mis actividades de aprendizaje que documenta mi proceso de aprendizaje y mi desarrollo profesional.
  • Una plataforma para dar a conocer y poner en la red conocimiento. Esto, por supuesto, en la modesta medida de mis posibilidades. Es preciso entender conocimiento en el modo exacto en el que se define en el enlace indicado.
  • Un conjunto de herramientas digitales que uso en mi proceso de aprendizaje y en mi trabajo. Esto me permite mejorar en mi competencia digital.

Ahora paso a comparar un PLE y un portfolio, siempre desde la experiencia personal que yo tengo con ambos:

  • Podría elaborar un portfolio a partir de mi PLE, pero no al contrario. El portfolio puede ser uno de los objetos que contenga un PLE. Un archivo que, en un momento dado, se separa del PLE y gana cierta autonomía para una finalidad bien concreta.
  • El portfolio se relaciona con la evaluación, de uno u otro tipo, mientras que el PLE ser relaciona con el aprendizaje. Un portfolio es una selección de material para mostrar a alguien. Ese alguien además realizará algún tipo de evaluación. Si es un portfolio de alumno, será un profesor. Si es un portfolio profesional, será un responsable de seleccionar a un candidato para un puesto de trabajo. Un PLE es radicalmente imposible de evaluar. En muchas ofertas de trabajo para profesores piden un portfolio para evaluar al candidato; en ninguna piden que enseñes tu PLE. Un portfolio viene a ser como un anexo a un CV. Sería como completar el CV con algunas de las cosas que hice en cada experiencia laboral o educativa que he tenido con anterioridad.
  • Un portfolio es un objeto cerrado. Se puede hacer un nuevo portfolio y se pueden hacer cambios, pero desde el momento en que el portfolio hay que enseñarlo a alguien se convierte en algo acabado. Un PLE no es un objeto. Para algunos sería un proceso. Yo prefiero pensarlo como un “ambiente”, un “paisaje”. Igual que se habla de medio ambiente.

Cuando yo empecé con el Portfolio Reflexivo del Profesor necesitaba un PLE y, aunque todavía no sabía ni que tal cosa existía, era lo que buscaba. Como tenía a mano modelos de portfolios digitales empecé uno. Cuando encontré modelos de PLE pude empezar a construir el mío propio. En cualquier caso no creo que sean cosas excluyentes. Al contrario creo que son complementarias porque sirven para cosas distintas. En la actualidad creo que el PLE me ayuda mucho más en mi aprendizaje y en mi desarrollo profesional y es mucho más útil para alcanzar mis objetivos de aprendizaje.

Toma esto, en cualquier caso, como reflexiones muy personales y subjetivas, basadas únicamente en la valoración de mi propia experiencia. El único valor que tienen, si tienen alguno, es que está basado en una experiencia real.

Dos años después

Este sitio cumple dos años estos días y la superstición del calendario me sirve de excusa para hacer recuento de lo qué han sido estos dos años.

Este blog, al que con el paso del tiempo se han ido añadiendo muchas cosas de un lado y de otro, empezó siendo un portafolio que quería convertirse, con el tiempo, en un portafolio profesional donde ir construyendo mi identidad profesional como profesor. Además empecé a usar las entradas del blog como diario de aprendizaje. Quería que la práctica de la escritura se convirtiera en una herramienta de reflexión que me ayudara a gestionar mi proceso de aprendizaje. Por otro lado, quería probar la mayor cantidad posible de herramientas 2.0 y ensayar diferentes posibilidades con la vista puesta en llevarlas a la clase en algún momento. Finalmente, hacer todo lo anterior en internet tenía el objetivo de hacer público todas estas intenciones y procesos de forma que mi aprendizaje tuviera lugar con otros y se beneficiará del intercambio. Cuando empecé, creía ingenuamente que a medio plazo llegaría un aluvión de comentarios que generarían una conversación de calidad que convertiría al sitio en un espacio social de aprendizaje. Un exceso de optimismo dospuntocerista, debo reconocer, y vagas ideas sobre la dimensión social del aprendizaje y de lo que pueda ser “compartir conocimiento” estaban detrás de mi decisión de hacer todo esto en internet.

Con el paso del tiempo, me di cuenta de que la idea del portafolio no era lo que necesitaba y que, en realidad, lo que buscaba era otra cosa. De este modo, de la construcción de una identidad profesional fui pasando a la creación de un espacio de aprendizaje personal. El mundo ELE, que era central al inicio, fue dejando espacio al aprendizaje. Nuevas fuentes de información fueron apareciendo y, en muchos casos, desplazando a las primeras lecturas. La blogosfera ELE, con alguna excepción, me decepcionó pronto. Los blogs donde se tratan aspectos conceptuales relacionados con el aprendizaje fueron sustituyendo a aquellos donde predomina el enfoque tecnológico. Las listas tipo X-herramientas-2.0-para-la-clase fueron sustituidas por la pregunta qué es el aprendizaje. En definitiva, por decirlo de la forma más económica posible, la cosa pasó del portafolio reflexivo del profesor al ambiente personal de aprendizaje; del PRP al PLE. La construcción del PLE, la anatomía, me llevó unos meses. ¿Qué herramientas, qué programas, qué enlaza con qué; adónde van y de dónde llegan los enlaces; qué widget poner? Y, por supuesto, las fuentes RSS, los agregadores y el programa de lifestreaming. También cosas más banales, como elegir una plantilla que me gustara. Esa fase arquitectónica ya pasó, afortunadamente porque me llevó mucho tiempo, y dejó paso a la fase conceptual de mi aprendizaje, la cuál pienso a través de varios ejes conceptuales que son los que conforman mi PLE. A saber:

  • Gestión de la información.
  • Self directed learning.
  • Aprendizaje informal.
  • Comunicación.
  • Creación.

Llegado a este punto, ¿cómo continuar? Llevo dándole vueltas a esto tiempo y he encontrado una posible respuesta identificando puntos débiles en los anteriores ejes conceptuales que me gustaría mejorar. Señalo algunos:

  1. Mi primer punto débil es la gestión de la información. Reconozco mi fracaso en dar sentido a toda la información que me llega. Esto abarca desde cuestiones técnicas (elegir y usar un gestor bibliográfico o etiquetar de forma más inteligente) a otras más conceptuales (guardar enlaces, pero ¿para qué?; ¿qué hacer con lo que leo: notas, resúmenes, mapas conceptuales, apuntes críticos…?)
  2. En segundo lugar debo mejorar mi capacidad de planificación, evaluación y análisis de mi proceso de aprendizaje. Soy víctima de la superabundancia de información y de la inconstancia y variedad de mis intereses. Esto está además relacionado con lo dicho más arriba sobre la gestión de la información. Necesito planificar y filtrar en función de lo que quiero aprender. Necesito fijar objetivos y sujetarme a ellos. Necesito centrarme en la realización de tareas concretas que den como resultado un objeto identificable para que pueda sentirme recompensado y avanzar desde ahí. Por otro lado, tengo dudas de que una rígida planificación ahogue el componente caótico y azaroso del aprendizaje y acabe desaprovechando las oportunidades de aprendizaje que surjan.
  3. En tercer lugar estoy preocupado por que toda esta inversión de trabajo, de tiempo, de esfuerzo, no sirvan para nada. Obviamente esto esta determinado porque en un año estaré sin trabajo y tengo dudas que de que vaya a haber otro trabajo después. Siento tener que decir esto y me avergüenza reconocerlo, pero necesito más aprendizaje formal, es decir, necesito títulos, certificados y sellos con los que deslumbrar a la administración y engordar mi currículum. Me hubiera gustado que estos dos años eso hubiera sucedido de forma proporcional a la cantidad de trabajo y de cosas que he aprendido, pero desgraciadamente no ha sido así. Esto independientemente de mi aprendizaje en sentido estricto.
  4. En cuarto lugar, admito que de tanto en tanto me siento un poco frustrado por mi “invisibilidad”: escasas visitas a mi blog y más escasos comentarios; intrascendencia de mis intervenciones en otros sitios; sentimiento de llegar tarde a todo y de estar en cosas que no interesan a nadie; complejo de lurker; espectralidad de mi identidad digital. Pienso sobre esto y no encuentro otra causa que yo mismo, es decir, que mi incapacidad para comunicarme adecuadamente en la red: soy un asistente silencioso; un lector antes que un escritor; alguien que comenta poco (porque realmente tiene poco que aportar); alguien con insuficiente nivel de inglés para interactuar en la red; con miedo a que, finalmente, descubran que en el fondo no tengo ni idea y que soy, efectivamente, un impostor; un quiero y no puedo. ¿Cómo van a escribir en mi blog si yo mismo escribo poco en otros blogs? ¿Cómo van a hablar conmigo si yo mismo no hablo con nadie? En conclusión: necesito mejorar mi competencia comunicativa en la red para entrar en la gran conversación.
  5. En quinto lugar, debo pasar a tener un rol más activo: menos consumir y más producir; hacer cosas concretas que den sentido a todo; perder el miedo a enseñar a los demás; equivocarme y aprender de ello. Relaciono esto con lo dicho sobre las cuestiones profesionales y sobre la necesidad de tener una mejor autonomía en mi aprendizaje.

He señalado las cosas que me gustaría mejorar y me he parado en lo que no funciona del todo como a me gustaría. Pero creo que estos últimos párrafos dan una impresión demasiado negativa. Al contrario, la experiencia ha tenido (está teniendo por eso sigo en ello) muchas más cosas positivas. Para no hacer una lista, resumiré los aspectos positivos en una sola idea: construir mi PLE me ha hecho plenamente consciente de mi aprendizaje y me ha hecho replantearme qué, cómo, dónde quiero aprender.

Esto es cuanto tenía que decir en el segundo cumpleaños, aunque haya sido, por supuesto, demasiado.

PLE CONFERENCE en Barcelona

Alrededor de la PLE Conference (web y twitter) que se celebrará en el Citilab de Cornellá (Barcelona) los próximos días 8 y 9 de julio se están desplegando otros eventos. En primer lugar dos encuentros Pechakucha: uno en inglés y otro en español. Las reglas son 20 diapositivas y 6 minutos y 40 segundos para presentar algo relacionado con los PLE. Las propuestas deben ser enviadas antes del día 20 de mayo. Encontrarán información en las presentaciones de slideshare (español, inglés).

Se prepará también un concurso de vídeos sobre PLE. Ya está en funcionamiento el canal de la PLE Conference en youtube. Y desde hace un tiempo funciona una red social que aglutina a los asistentes o interesados en el concepto de PLE. Quizá la red social pueda ser un consuelo para los que no vamos a estar presentes. Espero que esta actividad sea igual de intensa durante las conferencias y podamos tener “cumplida información” de todo (o parte) de lo que sucede.