Español con y a través de otras lenguas

Este semestre tengo un curso dedicado a las culturas de España. Es un curso ofertado para el Minor pero se ha matriculado gente del BA y de otras facultades. Eso provoca que el nivel de español sea muy dispar. Desde principiantes absolutos hasta gente con un B1. En principio es un curso consagrado al contenido y no a la enseñanza del español, aunque es obvio que se puede aprender español siguiendo un curso sobre cultura española enseñando en español. Me encontraba ante el problema de hacer un curso interesante para todos los niveles.

Mi idea original era no hacer un curso de cultura centrado en las costumbres, características de los españoles ni algo parecido a la civilización española. Viendo el conocimiento previo de los estudiantes opté por centrarme en la cultura popular del siglo XX. Descartada la idea de seguir una metodología AICLE debido a la disparidad de niveles, he optado por dar la posibilidad de usar varias lenguas en función de las actividades que se estén haciendo. Por ejemplo, los alumnos tienen que escribir un diario de aprendizaje que documente su recorrido por el curso y eso lo pueden hacer en varias lenguas (aquellas que yo puedo leer). Además tienen que presentar un trabajo que puede ser escrito en la lengua que ellos elijan de las que yo he propuesto aunque también tendrán que hacer una presentación de su trabajo final al resto de compañeros en español. Por otro lado les proporciono una lista de recursos sobre los temas tratados en español, pero ellos son libres (no podía ser de otra forma) de consultar otros recursos en cualquier otra lengua. De hecho, he animado a que lo hagan.

He dudado, todavía lo hago, mucho al hacer esto porque va contra principios fundamentales de la enseñanza de LE y quizá al abrir el curso a otras lenguas estoy perjudicando las posibilidades de aprender español de los alumnos. Quizá por eso he estado pensado en coartadas teóricas que justifiquen mi decisión. Doy unos breves apuntes de las principales:

Para saber lo acertado o no de la decisión habrá que esperar al final del curso. En realidad, me gustaría que fuera así, que se pudiera medir el grado de aprendizaje del alumno, pero sé perfectamente que no voy a poder hacer una medición de ese tipo. Por eso estoy pensando que una buena manera de saber si el curso funcionó o no sería conocer la opinión de los alumnos al final del mismo.